La Basílica es una obra de arte en perpetua construcción. Artistas de Europa y de Canadá han contribuido a través de los años para hacer de este lugar un sitio declarado monument histórico del patrimonio cultural de Quebec en el año 2001.

He aquí la lista de los artistas más excepcionales que han contribuido para construir y restaurar la Basílica:

  • Maxime Roisin (francés) y Louis N. Audet, arquitectos
  • Frank Moroder (italiano), escultor en piedra (bancas y estelas)
  • Walter del Mistro, artista en mosaico (pisos y bóvedas de la Capilla de la Inmaculada Concepción)
  • M. Gaudin (francés), artista en mosaico (bóvedas de la Basílica)
  • Auguste Labouret (francés), Artista en mosaico y vidrio (bóvedas de la Basílica y vitrales)
  • Émile Brunet (canadiense), escultor
  • Maurice Lord (canadiense), escultor
  • Albert Gilles (francés), orfebre (copón y puertas)
  • Frédéric Doyon (canadiense), pintor (transepto norte de la Capilla de la Inmaculada)
  • Marius Dubois (canadiense) y Pierre Lussier, pintores (arcadas de la Capilla de la Inmaculada Concepción)