En la majestuosa región de Saguenay-Lac-Saint-Jean, en un bosque arbolado situado en Lac-Bouchette, la Ermita de San Antonio es un destino popular tanto para los peregrinos, así como para las personas inspiradas por una búsqueda inerior y también para todos aquellos turistas en búsqueda de belleza natural y tranquilidad. Fundado en 1907 y animado por la comunidad de los Capuchinos, este Santuario Nacional ofrece un alojamiento de gran calidad (chalets, hotel, campamentos) y un área de restaurantes, al igual que un sinnúmero de servicios y atracciones: visita guiada, edificios históricos, museo y obras de arte, excursionismo, sendero de Notre-Dame Kapatakan (Compostela de Quebec: peregrinaje de 215 kilómetros) y muchas actividades más.

La Ermita de San Antonio es un destino por excelencia para descubrir una y otra vez.