La Corporación del Patrimonio y Turismo Religioso de Quebec pone en valor y cuida de la animación y de la interpretación del patrimonio religioso de Quebec. Ella ofrece visitas y circuitos temáticos en conexión con Notre-Dame de Quebec.

Los visitantes podrán igualmente descubrir, acompañados por un guía, una Cripta que se encuentra abajo de la Basílica-Catedral donde están enterradas más de mil personas, incluyendo a Frontenac y otros tres gobernadores franceses. Esta famosa Cripta fue construida y completada en 1952. Obispos, arzobispos, cardenales (incluyendo el Obispo Taschereau, quien fue el primer cardinal de Canadá) y numerosos sacerdotes y personas laicas descansan también en este lugar.